Belorado, España, Europa

Camino de Santiago: Capítulo De fiesta por Belorado. Capítulo 13

Belorado es un pueblo pequeño, tiene poco más de 2 mil habitantes, llego temprano y acostumbrada a como atienden en Chile en el Servicio de Salud, llego apurada para hacer fila, pero ¡oh sorpresa! Aquí no hay que hacer fila, la gente tiene ya su hora adjudicada y a mi me toca a las 11 de la mañana.

Como me queda una hora salgo a recorrer el pueblo, frente al Centro de Salud se emplazan varias industrias peleteras, y es que esta es una característica del pueblo: la industria peletera.

Me acerco al Ayuntamiento para solicitar un mapa y ahí me informo que no están atendiendo ya que el pueblo está de fiesta, por lo tanto se han suspendido las actividades. Me invitan a participar del lanzamiento de la fiesta que será ahí mismo a las 13 horas, habrá chupinazo, que es un cohete que se dispara, dando de ese modo por abierta la fiesta.

Me encuentro en la plaza con un peregrino italiano que conocí en Santo Domingo, se ofrece para acompañarme al Centro de Salud, dice que no es bueno ir sólo al médico, ya que si hay una mala noticia, alguien debe estar allí para apoyar.

Volvemos al Centro y las 11 en punto me atiende el médico, me mira las piernas y de inmediato tiene el diagnóstico: urticaria inespecífica por contacto con plantas desconocidas.

Me pregunta la procedencia y le digo que vivo en una ciudad del Desierto de Atacama, donde no hay muchas plantas, conversamos de la salud, del camino y poco de mi dolencia, me receta una inyección de un corticoide y me da unos remedios, me regala muestras gratis para que no tenga que incurrir en gastos.

El tratamiento fue óptimo, la inyección me quitó en cuestión de minutos la picazón, y en tres días las ronchas comenzaron a desaparecer.

Agradecí al peregrino italiano,Sergio, la cortesía de acompañarme y me voy en busca del albergue que queda a la salida del pueblo, Sergio irá al albergue municipal, que está en el epicentro de la fiesta y no va a dormir nada.

Camino un kilómetro para dar con el albergue privado que está muy bien, tiene hasta piscina, sólo que no habrá ocasión de usarla, ya que está comenzando una fina llovizna.

Saludo a las chicas, es decir Ceci y Moni y vuelvo al pueblo para ver el chupinazo. La gente por el barrio se ha uniformado con todo tipo de pantalones estrafalarios.

El alcalde lanza el chupinazo, un grupo de danza hace unos bailes y luego las peñas, como le llaman en España a estas asociaciones vecinales se dispersan hacia sus respectivos barrios para seguir una fiesta que durará hasta el día siguiente, por la tarde salimos a compartir un poco el ambiente fiestero y luego volvemos al albergue, ha salido un poquito de sol, y hay una bello atardecer.

El albergue dispone de Wi-Fi por lo que aprovecho de enviar fotos, la hora avanza, ya pasan las diez, ya han cortado la luz, pero la dueña me autoriza media hora mas.

Al día siguiente salimos las tres juntas muy  temprano, caminamos por entre los restos de una noche de fiesta muy regada y encontramos a algunos fiesteros que a esa hora recién están volviendo a casa.

La ruta está buena, no hace calor y caminamos por senderos interiores, como quien dice el verdadero camino de Santiago, lejos del ruido y del asfalto.

La ruta hoy nos debe llevar a San Juan de Ortega, pero mi futuro cambiará muy pronto solo que no lo sé en ese momento.

En mitad del camino encontramos un campo de girasoles y paramos para tomar fotos.

Cruzamos el Río Tirón, atravesamos pueblos desconocidos como Tosantos, Villambista, Espinoza del Camino y Villafranca Montes de Oca. En este último pueblo paramos para comer algo ya que la mañana ha avanzado. Estamos allí atacando el queso y el jamón serrano, cuando llama el viajero, Manuel Rogelio, que viene en camino hacia nosotros. Se dirige a Navarrete para iniciar su turno de hospitalero y promete dedicarnos su día.

Nos invita a conocer el Monasterio de San Millán de la Cogolla, donde nació el idioma castellano.

Moni y Ceci, prefieren seguir caminando y yo acepto encantada la invitación a ver ese Monasterio.

El día demás concluye con un bonus track para mi, la visita al yacimiento arqueológico de Atapuerca, que comentaré en otro diario.

Más antecedentes a

María Eugenia Vargas

buvarcl@gmail.com

 

 

About the author

Relative Posts

Loading Facebook Comments ...

comenta

Leave a Reply

Your email address will not be published.