Asia, Beijing, China

El Encanto del Palacio de Verano

El encanto del Palacio de Verano

Pekín, China — miércoles, 8 de octubre de 2014

 

El Palacio de Verano es uno de los tantos atractivos de China y es bueno aclarar aquí que cuando se habla de atractivos como el Templo del Cielo, el Palacio de Verano, la Ciudad Prohibida casi siempre se está hablando de lugares  que tienen más de 300 hectáreas, esto significa que hay que caminar mucho, por lo tanto a todos estos atractivos como mínimo hay que dedicar mediodía.

El Palacio de Verano se ubica a unos 12 kilómetros del centro de Beijing y desde el año 1998 está declarado como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.

 

Está a orillas del lago artificial Kunming y en sus alrededores hay un conjunto de edificios, residencias, museos, teatros, pagodas templos muelles y diversas otras construcciones, incluyendo lugares de comida.

El palacio lo construyó el emperador Qianlong en 1750, posteriormente fue destruido durante la guerra y reconstruido por la emperatriz Cixi en 1899 luego fue usado como sede de Gobierno hasta 1908.

Cuando fuimos había mucha gente principalmente chinos visitando el lugar. Los chinos han descubierto el turismo en los últimos diez años y como son tantos los lugares siempre están atestados de chinos interesados en conocer más de su cultura.

El lago artificial luce plagado de barcos con dragones y todo, donde las familias chinas pasean, y se sienten por un momento miembros de la familia imperial.

Originalmente el palacio fue construido, al igual que la Ciudad Prohibida, solo para el disfrute de los miembros de la familia imperial y el acceso estaba vedado al pueblo.

Hoy todos podemos, previo pago de entrada, pasearnos por allí como Pedro por su casa.

Una de las construcciones que llama la atención de este Palacio es el “gran corredor”, que efectivamente es grande ya que tiene casi un kilómetro.

La emperatriz Cixi hizo construir este corredor para poder pasear frente al lago invierno y verano, sin tener que preocuparse de las inclemencias climáticas..

El techo de este gran corredor está pintado con más de 14 mil pinturas con escenas sobre la historia de China.

El gran corredor cada tanto ofrece rotondas intermedias que conectan con otros edificios, representando, cada una de estas rotondas una estación del año, esto quiere decir que si usted  recorre todo el corredor equivaldría a recorrer figuradamente un año.

Hay allí una colina que obedece al nombre de Colina de la Longevidad allí  se emplaza un buda gigante, como Cris no podía subir desistimos de ir a conocer a ese buda, además que ya habíamos visto en otros templos budas gigantes. La emperatriz subía una vez al año aquí para orar ante este enorme buda.

Un hermoso puente una la orilla del Lago Kunming con la isla de Nanhu, en medio del lago.

No llegamos hasta él ya que había que caminar mucho.

Una curiosidad en el lago,  es el Barco de Mármol, un barco construido entero de mármol financiado con el presupuesto para renovar la marina china. En su momento el pueblo considero ese barco de mármol como un ejercicio de corrupción, por su inutilidad ya que no sirve para navegar, por el contrario la Emperatriz consideraba que la solidez del barco era una muestra de estabilidad y perennidad.

Actualmente la única utilidad de este barco es usarlo como fondo de una fotografía que de cuenta que se visitó el Palacio, ya no se celebran allí las fiestas de antaño.

Después de ascender a la muralla China y recorrer el  corredor de la Emperatriz Cixi, la verdad nuestras rodillas están protestando, así es que ponemos fin a la visita y regresamos al hotel a descansar.

About the author

Relative Posts

Loading Facebook Comments ...

comenta

Leave a Reply

Your email address will not be published.