America, Antofagasta, Chile

Caminantes del Desierto

Caminantes del Desierto de Atacama

Hoy  domingo fui de paseo con una agrupación denominada “Caminantes del Desierto”. Se trata de un grupo de personas amantes de la naturaleza que se reúnen desde hace más de seis años para caminar y aproximarse a las bellezas que el Desierto de Atacama tiene para ofrecer a quienes viven en esta tierra.

Esperábamos encontrar flores, pero aún no se produce la floración que es un período bastante reducido por lo que hay que estar atentos.

El único requisito que se exige para ser “caminante del desierto” es amar la naturaleza, respetarla y tener, naturalmente, un estado físico acorde con las exigencias que demandas estas caminatas.

Hoy había una veintena de caminantes e igual número de invitados, estos últimos deberemos hacer méritos hasta poder calificar como “caminantes”.

El paseo de hoy nos permitió sacar varias conclusiones: la más importante de ellas, es que estar en contacto con la naturaleza y nutrirse de ellas sale gratis.

Fuimos al sector de Roca Roja a unos 20 kilómetros al sur de Antofagasta. Hasta allí se puede llegar en movilización pública.

De allí caminamos quebrada adentro, viendo abismos, nidificaciones de aguiluchos, cañones. Subimos, trepamos a la parte más alta del cerro y luego descendimos hasta lugares de sin par belleza.

Si hay algo que caracteriza a los caminantes es la fraternidad que demuestran entre ellos y con los invitados. A este grupo pueden asistir, hombres mujeres y niños de distintas edades, pero no hay aquí espíritu competitivo, los más fuertes ayudan a los más débiles y la marcha se realiza siguiendo la resistencia de los más débiles.

Partimos a las 10 de la mañana, visitamos minas de cobre abandonadas y así aprovechábamos de conocernos. Luego se hizo un alto para respostar energías.

Allí sentados en lo más alto de la quebrada con el mar a lo lejos y la suave brisa, pudimos disfrutar de la belleza de estar en contacto con la naturaleza.

Recogimos y guardamos nuestra basura e iniciamos el descenso. Antes de finalizar asistimos a una reunión de “Caminantes del Desierto” que fieles a su filosofía se reúnen, como no podría ser de otra manera: en pleno desierto.

Allí se habló de las nuevas salidas a las que nuevamente fuimos invitados.

Quiero agradecer a sus líderes, representados por dos de ellos, Mauricio y Alan. ¡gracias por acercarnos a la belleza del desierto! Y ¡gracias por ayudarnos a amar y respetar el bello entorno en el cual vivimos!

About the author

Relative Posts

Loading Facebook Comments ...

One Comment

  • Fernando de Brito 17 abril, 2017 at 3:20 pm

    Esa idea de caminar por el desierto con el sol azotàndote la cabeza, me parece casi una proeza que se justifica sin embargo con los hallazgos que se pueden hacer en un lugar que aparentemente nada tiene. Iré algún día a conocer el Desierto de Atacama, espera por mi!!!.

    Reply

comenta

Leave a Reply

Your email address will not be published.