Sin categoría

A paso decidido por Tembleque

A paso decidido por Tembleque

Tembleque, es un pueblo manchego, los que saben, dicen que es un pueblo típicamente castellano-machego, sin embargo para los que no saben es difícil imaginarse cuál es la tipicidad de una localidad de Castilla La Mancha.

A riesgo de meter la pata vamos a tratar de explicarlo tal como lo percibimos y lo sentimos los afuerinos que llegamos a Castilla- La Mancha.

 

Esta comunidad autónoma es próxima a los hispanos parlantes por la lectura de Don Quijote. Fue Cervantes quién nos aproximó a estas tierras, al narrarnos como eran las llanuras castellano, manchegas y las fondas en las cuales pernoctaba Don Quijote y su fiel escudero Sancho y las tierras de su amada Dulcinea.

Nuestro amigo Demostenes Mamani, nos llevó a conocer este hermoso pueblo manchego, cuya mayor atracción es la hermosa Plaza Mayor, de planta cuadrada con pórtico de columna de granito y corredores en su planta superior.

 

Tiene soportes y ornamentación de madera, que representan cruces de la Orden de Jerusalen hechas como tributo a su tutela medieval. Esta plaza al igual que otras de España cumple una doble misión la urbanística propiamente tal, de ser centro de la vida social, comercial y cívica de la ciudad y la de transformarse en plaza de toros cada vez que la situación lo amerita.

Visitamos la localidad de Tembleque  a nuestro regreso de Consuegra y por ser hora de la siesta el pueblo luce casi vacío, lo que nos permite recorrerlo con calma.

Observamos el ayuntamiento construído en 1654 y luego vemos una hermosa ermita transformada actualmente en la biblioteca del pueblo.

 

La iglesia parroquial con sus torres y sus cigueñas es del siglo XVI y su estilo de de transición del gótico al renacentistas. Infelizmente estaba cerrada y quedó para otra oportunidad. Adosada al templo se encuentra la ermita de la Virgen del Rosario.

Paseamos por sus calles y luego nos fuimos a tomar un agua mineral en un café donde las pizarras exhibían las exquisiteces castellano manchegas.

 

Solo para probar lo que había en esta lista deberemos volver algún día a Tembleque. Vale la pena disponer de tiempo ya que el pueblo es muy atractivo y merece la pena dedicarle algunas horas para recorrerlo.

Al regreso a Madrid, hacemos otra parada para un grato encuentro en un pueblito próximo a Madrid nos esperan nuestra amiga Viajera Janet y su hijo Carlos Ernesto Mamani, con ellos y Demo, tomamos algo más y regresamos a un Madrid exultante por la posibilidad que su equipo el Real Madrid fuera campeón de liga.

La diosa Cibeles estaba lista para el festejo, sin embargo la celebración voló hasta Barcelona, lástima, para otra vez

será.

 

Más antecedentes a

María Eugenia Vargas

buvarcl@gmail.com

????????????????????????????????????

About the author

Relative Posts

Loading Facebook Comments ...

comenta

Leave a Reply

Your email address will not be published.