Asia, Republica Buryatia, Ulan Ude

Rumbo a la República Buryatia

Rumbo a la República Buryatia

Ulán-Udé, Rusia — miércoles, 1 de octubre de 2014

Habíamos pensado irnos a Ulan-Udé,  en minibuses que eran más rápidos pero atendida la situación de Cris optamos por irnos en tren en el mismo que vinimos de Ekaterimburgo. Partimos temprano a la estación para comprar los pasajes y por un problema de comunicación compré en tercera clase, lo que a la larga fue mejor, el coche venía casi vacío, pero la distribución es mejor que en segunda y primera, ya que los camarotes que van a lo largo, a la mano izquierda del carro se transforman en mesita, y como el lago estaba de la mano izquierda, quedamos muy bien ubicadas, mientras que Cris pudo ir acostada con el pie en altura.

Llegamos como a las 17:30 horas y aquí cometí un error garrafal, no llevaba la dirección de la hostal, el UUHostel, ni en ruso ni en inglés. La estación además tenía un paso sobre nivel con una enorme escala que había que subir y luego bajar, y ya en la estación había que bajar otro piso sin ascensor. Aquí recurrimos al un cargador para que nos trasladara las maletas, mientras yo intentaba conseguir donde conectarme a la Internet para ver la dirección, luego de media hora de ir y venir conseguí ayuda de una chica rusa, que me ayudó a localizar el Hotel que quedaba en la calle Ulitsa Lenina, 63, es decir Calle Lenin 63. Es decir, en pleno centro.

Los taxistas habían dicho desconocer esa hostal e incluso aseguraron que yo debía estar equivocada.

Finalmente dos taxis nos llevan hasta el número 63 de Avenida Lenin, frente al principal atractivo de Ulan Ude, una gigantesca cabeza de Lenin.

Ulan Ude, es la capital de la República Buryatia, aquí se acaban los rusos blancos y empezamos a ver rusos de rasgos más asiáticos. La ciudad bulle de actividad y vemos familias que todavía siguen festejando el comienzo del año escolar.

Después del largo viaje creemos que nos merecemos una buena cena, así es que vamos a un grill que ofrece comida occidental, ahí le doy el bajo a la mejor hamburguesa del viaje.

La hostal es muy agradable, hay muy buen ambiente y aunque debemos conformarnos con una habitación de ocho camas, conseguimos dos camas bajas, cada dormi cuesta 13 euros. Estas habitaciones ya las teníamos pagadas, junto con los pasajes a Ulan Bator en autobús.

 

Aprovechamos lo que queda de tarde para dar una vueltita por la ciudad con María, convencidas que Ulan Ude hubiera merecido al menos unos dos días, quedará para otra

 

About the author

Relative Posts

Loading Facebook Comments ...

One Comment

comenta

Leave a Reply

Your email address will not be published.