America, Chile

Viajando por el sur de Chile

El Sur de Chile ofrece muchos atractivos, tanto en verano como en invierno. Me correspondió  viajar en invierno a la Patagonia, a Coyhaique específicamente,  por temas de trabajo y como las actividades terminaban un viernes, decidimos quedarnos sábado y domingo a la espera que el tiempo empeorara y nevara ya que queríamos ver la nieve.

San Isidro escuchó nuestras plegarias y el sábado amaneció nevando.  Madrugamos y contratamos un taxi con cadenas para que nos llevara a algún lugar donde pudiéramos hacer un mono de nieve.

Bien abrigados, nos dirigimos en dirección a Cerro Castillo, a un lado del camino y al otro nos acompañó un manto blanco, íbamos muy atentos ya que en esa zona suele haber huemules, pero no hubo suerte en esta oportunidad.

Coyhaique, está bastante lejos de Santiago, unas cinco horas en avión y la mayoría de los visitantes opta por ir en verano.

Sin embargo el invierno tiene sus atractivos. La naturaleza se muestra en todo su esplendor, bosques nativos y otros introducidos por el hombre ayudan a llevar la vida en estas alejadas tierras patagónicas.

 

Y a propósito,  a los habitantes de Coyhaique que corresponde a la Región de Aysen, no les gusta ser llamados aiseninos, sino patagones. Tienen costumbre de beber un trago típico llamado calafate sour, con frutos de calafate y también suelen tomar mate.

Bueno sigamos con el paseo, llegamos a la parte más alta donde había mucha nieve hicimos nuestro mono, bajamos hasta un río semicongelado e improvisamos una guerra de bolas de nieve.

Al regreso paramos para ver algunas lagunas y molinos de viento, y debo decir que a pesar del frío, fue un paseo muy entretenido y sobre todo entrar en contacto con la nieve que a quienes vivimos en el Desierto de Atacama nos viene muy bien.

About the author

Relative Posts

Loading Facebook Comments ...

comenta

Leave a Reply

Your email address will not be published.